sábado, 11 de agosto de 2007

Coney Island

"Recuerdos desde Coney Island", puede leerse en esta antigua postal. Y, salvo un milagro de última hora, el Coney Island que ayer pude disfrutar, será un recuerdo en muy poco tiempo.
Desde siempre, Coney Island ha sido el lugar de ocio para los neoyorquinos de clase media. Allí está el cuartel general de Nathan's, el local donde cada 4 de julio se celebra el concurso de engullidores de perritos calientes (parece ser que ellos los inventaron). Allí, el océano Atlántico se ve tan inabarcable como se ve desde Finisterre. Y películas como Big, o Inteligencia Artificial tienen sendas escenas claves en Coney Island.
Pero hablar de Coney Island es hablar de Astroland, el famoso parque de atracciones. Hoy, Astroland es una especie en extinción. La falta de turismo (la gente prefiere la playa de Long Island), la competencia de otro parque de atracciones (el Six Flags) y la especulación inmobiliaria ha provocado que Astroland cierre sus puertas el próximo otoño, para siempre (a excepción de la montaña rusa Cyclone). No obstante, otras voces menos alarmistas que la mía aseguran que Coney Island sobrevivirá a cualquier cambio y sabrá adaptarse. Probablemente se convierta en un nuevo Las Vegas playero, algo lejos del encantador conglomerado de bombillas y letreros rechonchos del Coney Island actual.

Una de mis curiosidades al entrar a Astroland fue localizar la famosa máquina de Zoltar, de la película Big. Sin embargo, según me contó un operario del parque, esa máquina nunca estuvo ahí. Vaya, un mito de infancia caído. Eso sí, olvidada en una esquina, todavía se puede encontrar a Grandma's Predictions, una máquina que lleva sesenta años funcionando.

Y, junto al parque de atracciones, se encuentra el Acuario de Nueva York. Es un pequeño pero apañado acuario con focas, tiburones, tortugas, peces de todo tipo, medusas (tan hipnóticas como la propia máquina de Zoltar)... incluso microorganismos. La pena es que ya era un poco tarde, y a esa hora no enseñaban las morsas y los leones marinos.
El acuario, los perritos calientes, la playa y el Cyclone estarán ahí el año que viene. Pero aunque el prometido nuevo diseño arquitectónico de Coney Island lleve un par de años más, parece inevitable que el viejo Coney Island muera a corto plazo.


OLI I7O

3 comentarios:

SIMULADOR dijo...

La Máquina de Zoltar!!!! Qué grandeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!! Pues sí, a mí también se me ha caído ese mito de la infancia, porque... quién no ha visto Big al menos 15 veces en su vida???

Un besico enorme

Kuki

PD: Mis vacaciones van a ser Lisboa, que no es NY pero me apetece un montón! Ya te contaré.

Kiss

MvM dijo...

Hola, acabo de llegar a NYC por unos meses y también me he decidido a escribir.

En Washington y Philadelphia no he estado (iré cuatro días el próximo viernes) El resto lo conozco y te diré que vale la pena todo: San Francisco, Gran Cañón y Las Vegas. Las Vegas, en Agosto, será dificil de olvidar...
No dejes de mandar tus crónicas
Un saludo

Anónimo dijo...

¿Que no existe la Máquina de Zoltar? ¡Buuuaaaaaaaa...!

Co.