martes, 17 de julio de 2007

New York City of Angels

Que levante la mano el que crea en los ángeles...
Si me lo permitís, voy a bajar la mía para seguir tecleando. Casi todas las religiones coinciden al definir a los ángeles como seres divinos que traen un mensaje a los humanos. Suelen manifestarse sutilmente: a través de una mirada en el metro, con una canción, en el reflejo de una ventana, mediante de las palabras de un extraño...

Ésta última forma suele ser la más habitual, porque al emisor del mensaje le gusta ponernos a prueba para ver si somos capaces de abrirnos a un desconocido. Yo creo que el muy cabrito disfruta viendo cómo perdemos la oportunidad de escuchar a un ángel cuando éste se acerca a nosotros. Es más, posiblemente inventó el iPod para que ni siquiera tengamos que fijarnos en lo que nos rodea. Le gusta ser selectivo.

Os contaré la versión reducida de lo que ha ocurrido hoy. Estaba en la galería de arte, ordenando unos estantes y pensando en el día que vuelva a España y tenga que reconstruir la zona cero de mi futuro laboral. "Pufff... Va a ser complicado.", pensaba.

De pronto, un auditor que revisaba las cuentas de la galería (suelen acudir a las empresas un par de días al año), se acerca y me dice: "Tienes cara de felicidad. ¿Te gusta tu trabajo?" "¡Claro! Disfruto haciéndolo, porque cada día saco lo mejor de mí, y eso me basta". Entonces, me responde: "Mira: aquellos que disfrutan en su trabajo, sea cual sea, son personas benditas".

En ese momento, lo ví claro: un ángel se había manifestado a través de aquel señor. Y, por si quedaba alguna duda, volviendo a casa, me encuentro por la calle al hombre de la foto superior.

Me encanta sentir esos destellos. Refrescan mi alma, me hacen pensar que voy por el buen camino y me recuerdan algo que aprendí una vez y no quiero que se me olvide nunca: que las personas estamos hechas de sincronías y destellos.


OLI I7O

8 comentarios:

Elena dijo...

¡Qué grande eres, Pablo!

SIMULADOR dijo...

¿PUEDO BAJAR LA MÍA YA? ;)

¿Sabes? Se me había olvidado tu don para enlazar casualidades (o no) y convertirlas en señales de infinitos significados.

Por cierto, y hablo por experiencia... no te jodas el momento pensando en lo que vendrá después.

Besicos murcianos

wayne dijo...

Hay muchos ángeles, todo depende de como interpretemos lo que nos dicen.. solo con sacarte un sonrisa ya hace que merezca la pena encontrártelos.

A mí estas pequeñas casualidades (las llaman así, pero en el fondo no lo son) del día a día son las que hacen que merezca la pena levantarse al día siguiente...

Por cierto, como me gusta tu blog Oli. Besos desde murcia.

Anónimo dijo...

El tío de la foto me recuerda a los angelitos negros de Machín.

Pe

Seli dijo...

¿No te dan ganas de comer una manzana?A mi sí

Guardagujas dijo...

Yo creo.

Por cierto, sincronías y destellos es casi como amor y casualidad ¿no?

Elmyra Duff dijo...

Vaya con la sincronía! Muy buena la foto, por cierto

Anónimo dijo...

Qué dulce Oli, me encanta tu blog.
Un beso de una desencantada...Murcia