lunes, 11 de junio de 2007

Metamorfosis (1)

Desde que llegué, hace unos cuatro meses, muchas cosas han cambiado. Ha cambiado mi quehacer de cada día, la gente con la que trato, el idioma que me rodea... tantas cosas, que algunas veces prefiero no pensarlo.

Sin embargo, hay un cambio demasiado evidente como para dejarlo pasar por alto: el aspecto de mi habitación. Cuando llegué a este piso, mi habitación era casi una zona de guerra, y aún no era capaz de ver todas sus posibilidades. Era, simplemente, una habitación grande; con eso me bastaba. La primera noche dormí metido en mi saco de dormir, con una almohada y una funda que un compañero de piso me prestó.

Esa misma mañana, el primer día que despertaba en mi nuevo hogar, me puse manos a la obra. La prioridad era hacer de ese sitio un lugar confortable, pero no iba a ser fácil. La anterior inquilina había hecho pintadas por toda la pared, y no había ni una mesa para escribir, ni lámparas, ni nada. Por no haber, no había un lugar decente donde dejar las gafas al acostarme (los que llevéis gafas sabéis que esto es vital para el bienestar de los miopes).

Trabajé duro a lo largo de varias semanas. Al cabo de un mes, la habitación parecía otra. Aquí tenéis unas fotos, antes y después, de mi habitación. Como siempre, pinchad para ampliar:

(Foto 1: aquí se ve el árbol que pintó la ex-inquilina. Creativamente era interesante, pero no me gustaba levantarme cada día con ese delirio artístico. Pinté las paredes.)

(Foto 2: Ahí están mis dos ventanas, con las persianas que puse. En el suelo se ven botes de pintura que luego utilicé para pintar la habitación. Ahora, en la repisa derecha, están mi no-menta y mi geranio.)

(Foto 3: Así era la zona del escritorio antes de pintarla. Me costó mucho encontrar esta mesa, pero en cuanto la ví en una tienda, no lo dudé. Traerla hasta casa, entre la nieve, fue otra historia.)

(Foto 4: Aquí se ve el armario destartalado, que arreglé, y la lámpara de pie, que me encontré por la calle y que le da a la habitación un ambiente muy acogedor. En el suelo había un aparato de aire acondicionado, que ahora está en el trastero y que posiblemente instale pronto.)

(Foto 5: En la esquina de la cama puse un mueble desmontable, que también me encontré y que limpié a fondo. Ahí es donde dejo las gafas y los libros que leo bajo esa luz. También había otra pintada en la pared blanca.)

(Foto 6: Para terminar, la cama, uno de mis espacios favoritos. Inmensa, cómoda y con enormes cajones por debajo. Por cierto, esos cordones que salen en casi todas las fotos, son de un ventilador que hay en el techo.)

La metamorfosis de mi habitación también simboliza mi propia metamorfosis en Nueva York. Me encanta mi habitación porque refleja el tipo de vida que estoy queriendo llevar aquí. Y ahora, con las nuevas plantas, es mucho más acogedora.

Y yo que aterricé predispuesto a vivir en una conejera... Hasta en eso, mis predicciones menos optimistas se equivocaron.


OLI I7O

9 comentarios:

SIMULADOR dijo...

Olivares, me gusta muchísimo cómo se ha quedado. Muchas veces es imprescindible crear un ambiente acogedor, tu ambiente al fin y al cabo, para sentirte menos extraño y, sobretodo, menos de paso. Creo que lo has hecho a la perfección... Y me encanta el color azul de la colcha de la cama! Además, creo que has acertado con las luces... y es que para mí la iluminación es fundamental.

Un besico!

Kuki

PS: Me acuerdo de ti todos los días cuando, volviendo a casa, veo la figura de Batman reflejada en la acera ;)

Elena dijo...

Me encanta este juego de antes y después que has hecho. Desde luego, las plantas son un toque importantísimo, pero ¿dónde están los libros?

Oli dijo...

Jaja... Ayer lo estuve pensando, y sabía que tú preguntarías eso... Los pocos libros que tengo aquí ("pocos", porque cuando vuelva, no quiero una mudanza transoceánica excesiva) están debajo del hueco del cajón del escritorio (foto 3) Actualmente me estoy leyendo "Historias de Nueva York", de Enric González.

¡Disfruta tu desempolvado Murakami!


OLI I7O

Elena dijo...

Oye, Olivares, ¿es que tú y yo nos conocemos de una reeencarnación anterior, o qué?
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Esas historias de NY las leí hace unos meses. Al principio me costó un poco "encajar" el tono, pero después me divertí bastante. Además, como sabes, me encanta descubrir nuevos secretos de NY. Por cierto, a los que lean catalán en la intimidad les recomiendo "Weekend (d'estiu) a Nova. York" de Josep Pla:
"Quin millor guia per conèixer Nova York que Josep Pla? El qui sens dubte és el millor escriptor català del segle XX va partir el 3 d'agost de 1954 cap a la ciutat dels gratacels per fer-hi una estada de deu dies, i el resultat d'aquest viatge fou l'escriptura de Weekend (d'estiu) a Nova York, un deliciós reportatge en el qual Josep Pla, amb la seva mirada genuïnament local i alhora cosmopolita posa per escrit les impressions i reflexions que li suscita la ciutat més mítica del món modern. Com sempre Josep Pla aconsegueix prescindir dels elements accesoris per concentrar-se en allò essencial. Així, les notes de Weekend (d'estiu)a Nova York , plenes de l'humor, l'elegància i la precisió que són marques de la casa, constitueixen una esplèndida lectura i una manera immillorable, tant per a viatgers com per a sedentaris, de conèixer (o de conèixer millor) Nova York."

Anónimo dijo...

Preciosa tu casita, bonitos colores!! Hay que ver las poquitas cosas que necesitamos para crear hogar y toda la basura que acumulamos, a veces.
Ja,ja..los dibujos de la anterior inquilina no sé si serían creativamente interesantes pero para la psiquiatría no tendrían precio. Tanta neurona ramificada.. demasiados problemas, tal vez??
Interesante saber que sirves tanto para un roto como para un descosido.
Y que sigues disfrutando.
Un abrazo,
C*m.

Ledia dijo...

Menudo cambio!!!La conejera te ha quedado de lo mas mona...;)

Ross dijo...

Me acabo de enamorar de tu casa!y me han entrado ganas de buscar un pisito pequeño pero acogerdor para transformarlo :D

Kissetes!
yo

muba dijo...

Me encanta tu habitación! qué bonita!yo quiero verla en persona... un besete gordo!

Ros dijo...

Pues ya la has visto!