sábado, 16 de junio de 2007

Paseando a Miss Perros

Uno, dos, tres, cuatro, cinco y hasta seis perros salen de la mano de este chico. Y no es que vaya a por su trineo de nieve, sino que está ejerciendo uno de los trabajos de moda en muchos barrios de Manhattan: paseador de perros (dogwalker).

Sabía de la existencia de este trabajo incluso antes de venir, y una vez aquí, he podido ver varios anuncios por palabras solicitando estos servicios. Pero aún no me había encontrado con ninguno de ellos.

Ha sido esta mañana, caminando por Greenwich Village, cuando de pronto he visto a lo lejos un chico sosteniendo un racimo de perros. "Por fin te encuentro", pienso mientras saco a Tizona de mi bolsa.


OLI I7O

5 comentarios:

Ross dijo...

Siempre me ha atraido esa "profesión" (igual debería ir sin comillas?).

Es el típico trabajo para ganar un dinerillo extra que realizaría con mucho gusto, salvo perro con malas pulgas...

Besetes!
yo

JMGH dijo...

Aquí en Madrid, sobre todo en barrios pijillos también se estila mucho.

De hecho, un primo mío trabajó de esto bastante tiempo hace años y ganaba un dinerín al mes que no le venía nada mal :D

Elena dijo...

Casualmente ayer me paseé por aquí de Pe a Pa (nunca mejor dicho :-). Buscaba referencias de sitios de NY que todavía no conozco pues dentro de poco voy a hacer un viaje relámpago. Me quedé con unos cuántos de ellos como The New York Transit Museum, Ear Bar, Fairway y Chelsea Market, Strand Bookstore, etc. Espero tener tiempo de visitar algunos de ellos aunque la verdad es que me gustaría darle a este miniviaje un enfoque algo literario: recorrer lugares referenciados en libros o relacionados con la vida de escritores. Paul Auster es un buen filón, pero me gustaría tener tiempo de documentarme un poco más.

Anónimo dijo...

Ooohhhh, yo con tantos no podría porque serían ellos los que me sacarían a pasear a mí. No sé imponerme con los perros!! Tengo una perrita West Higland(terrier blanco)que me toma el pelo considerablemente.
Oli, creo que vas a tener compañía en poco tiempo porque parte de los escenarios de Auster se encuentran en NY. Qué bueno!! Es uno de mis escritores favoritos pero tengo tantos que, como los perros, en lugar de leerlos a ellos puede que me estén leyendo ellos a mí. Confieso que, casi siempre, leo dos libros de autores distintos, a la vez, y me monto mi propia película pero da la coincidencia de que, en este momento, uno de ellos es "El libro de las ilusiones".
De Auster me encantan sus juegos de palabras y anagramas aunque considero que abusa de la influencia del azar y, en agunas ocasiones, los diálogos los encuentro forzados.
Hasta prontito!!
C*m.

Elena dijo...

Oli, por lo que veo, el Instituto Cervantes organiza el jueves 21 una "Lectura bilingüe: Enrique Vila-Matas y Paul Aster" en la que ambos leerán fragmentos de sus obras para celebrar la publicación en inglés de Bartleby y Companía y El mal de Montano. En caso de que te apetezca, y puedas ir, me encataría que luego nos lo contaras.