lunes, 1 de octubre de 2007

Dumbo Arts Festival

Dumbo, el precioso barrio de Brooklyn que queda bajo los puentes de Brooklyn y Manhattan (apenas unas ocho calles), ha acogido este fin de semana un festival de arte que ha resultado ser una de las mejores propuestas culturales que me he encontrado en Nueva York desde que llegué.
Nunca ocho calles dieron para tanto. Había instalaciones artísticas interactivas realmente curiosas (como ésta, pero con luces en vez de letras... ¡con la ilusión que me hacía probarla algún día!), música callejera en directo, artistas (valga la redundancia) grafiteros, espectáculos de danza, montajes de vídeo... Los bares estaban abiertos, con las terrazas en plena ebullición de gente... Gente por todas partes. Gente participativa. No demasiada, pero lo justo para no agobiar, con muy buen rollo (cultureta); era fácil cruzar conversaciones con desconocidos. Había galerías de arte abiertas de par en par, DJs... En mi opinión, esas ocho calles estuvieron mejor aprovechadas que la Noche en Blanco de Madrid 2006 (la de este año no la he podido ver).
Perdonadme: mis raquíticas fotos no ilustran lo que fue el festival, porque allí donde mirabas, veías algo interesante. Y porque falta la música, y los trenes retumbando a lo largo del puente de Manhattan, que para mí ya es música, también.

Bravo por los organizadores, y bravo por la gente. Ya tengo un nuevo listón en cuanto a espectáculos culturales callejeros se refiere.


OLI I7O

2 comentarios:

Roberto dijo...

Pues si no había colas ya sería perfecto. En la noche en blanco entre la lluvia y las colas (unas tres horas para entrar al teatro real) no ves nada.
Al final tuve que entrar a los baños del foster que hay en opera para ver algo cultural. Y es que resulta que el subsuelo de madrid tiene historia. En sus baños puedes ver un pedazo de la antigua muralla medieval que rodea Madrid. Y no te pueden impedir bajar porque es patrimonio de la humanidad. Curioso.

Camille dijo...

A mi me parece un lujo poder ver un festival de arte en la calle.

En Bilbao se ha hecho ya dos años la Noche de los Museos en el Guggenheim y ha tenido mucho éxito. Abren el museo un sábado a la noche y ponen música con Dj's. A mi me parece una alternativa perfecta al bar de copas.