viernes, 26 de octubre de 2007

Peticiones (1)

Si no mato tres pájaros de un tiro, corro el peligro de que pase el tiempo y no llegue a hablar nunca de esto. Por eso, he decidido contar en una entrada la respuesta a varias peticiones recientes. Podría ser "Flora y fauna de Nueva York", o "Desmontando mitos", pero mejor lo pongo todo en uno.


Cocodrilos en Nueva York. (C*m*dín)
EXISTEN... o al menos, en forma de esculturas, en la estación de metro de la calle 14 con la Octava Avenida. Son unas simpáticas esculturas que tienen incluso un ligero mensaje político, principalmente basado en la dicotomía ricos-pobres.

Y también fotografié, como pediste, el Empire State amarillo, lo cual me sirve para aprovechar y recomendar a todo madrileño que pueda, que vaya al concierto del sábado 27 (mañana) de Lagarto Amarillo, en la Sala Heineken, a las 21:30. Un grupo que... buf, otra vez el dilema de tener que clasificarlos... paso.


Ardillas. (Camille)
Las ardillas en Nueva York son tan numerosas como las iglesias protestantes en Brooklyn. Voy a contar una divertida anécdota. En el balcón de casa, tenemos un sofá, que la primavera pasada unas ardillas rasgaron para sacar el relleno de los almohadones. Lo metieron entre el cristal de una ventana y un muro contiguo y allí anidaron. En la secuencia de arriba, salen todas durmiendo (veréis un amasijo de ardillas totalmente sobadas, unas cuatro). Cuando se despertaron, me vieron y salieron corriendo todas, menos una.
También he podido ver últimamente una rara especie de ardilla negra. Eso ya es sospechosamente parecido a una rata (quítale los pelos bufados de la cola, y ¿qué tenemos?), y es más escurridiza y complicada de fotografiar que la típica ardilla común. De todas formas, aquí tenéis también un vídeo que grabé con una de éstas, en Washington Square.

Y, como pediste, el Empire State azul.


Paul Auster Street. (varios)

"No existe". Esa ha sido parte de la respuesta de Louise, la cabecilla de Only the Blog Knows Brooklyn, a un correo que le mandé preguntándoselo. Era un gran mito que corría por los círculos más culturetas de España, pero que ha sido desmontado en un par de emails. Siento no poder poner la foto de la placa con el nombre de esa calle, pero habrá que esperar un poco más (porque fijo que algún día le darán aunque sea un terrace).


OLI I7O

PD: Notaréis que poco a poco el blog se va haciendo más personal. Hoy he tenido mi primera despedida, y se me han estrujado las tripas de pensarlo... Tendréis que aguantarme, durará poco.

7 comentarios:

María dijo...

Ay.. no tiene por que ser un final. Ya podrías ir haciendo lo mismo sobre Madrid. No todo el mundo es de la capital.

Elena. dijo...

Sí, es una buena idea que hagas lo mismo con Madrid. Y aprovecho para pedir a Kuki que también nos descubra su ciudad ;)

El tema de las despedidas es muy peliagudo. Desde luego, es mucho más divertido empezar una etapa que acabarla. Y supongo que debes tener el corazón partío entre lo que dejarás ahí y lo que encontrarás en Madrid.

Malva da Pao dijo...

Ayyy oliii!!! lagarto no será lo mismo sin tí pegando botes delante del cantante.... sniffff... te echaremos de menos....

Camille dijo...

Muchísimas gracias, Oli. Las ardillas okupas unas saladas, eh? Aunque lo del sofá en el balcón también da para una entrada ja ja
Y el empire state azul uff precioso, tal como me lo imaginaba. Azul eléctrico. Gracias!!

Paul Auster una calle? ojalá que le reconocieran allí la mitad que en Europa. Pero aún así tampoco le veo convertido en calle. Aunque debe de ser el vecino favorito de Park Slope, eso sí. Lo que sí que tiene es un día o algo así, lo leí en el blog que mencionas hace ya bastante tiempo (o al menos eso entendí, claro! ja ja ja)

Ánimo, campeón. Las despedidas son duras, pero no tiene porque ser un adiós...

Besos

C*m*dín dijo...

Gracias, Oli, eres adorable!!
Lo malo es que las luces amarillas de esta noche no iluminarán para mí. Tuve que pedirme unos días por asuntos propios y no estoy en Madrid. Y mira que hora es, ya está todo preparado para la gran noche y aunque no se perderán mucho sin mí, yo sí :( :(

No te despidas, volverás cuando quieras. El mundo es muy pequeño.

Maria dijo...

¿Has estado en Harlem en alguna iglesia Gospel?

Anónimo dijo...

Que suerte!!Con lo que me gustan las ardillas!!!Que zanganas!!Y yo tan contenta porque tenia una que se pasaba por mi balcon de vez en cuando...La llame Lola. La ultima vez que la vi estaba con un ardillo viendo el atardecer en un tejado,lo juro, digno de ver... creo que se ha emancipado, ya no la veo...