lunes, 15 de octubre de 2007

Global Blogal

Voy a seguir la iniciativa de Blog Action Day, donde plantean cambiar el mundo desde la blogosfera. Ellos proponen un tema, y los autores de los blogs que deseen participar lo tratarán directa o indirectamente en una entrada, que deberá ser publicada un día concreto. Hoy, 15 de octubre, el tema elegido es el medio ambiente.

Antes de nada, os muestro esta foto.
Bonito, ¿no? Se trata de Central Park Norte, la parte del parque menos conocida, y que esconde rincones como ése. Los neoyorquinos se sienten orgullosos de tener estas vistas. Pero, por otro lado, aún están muy verdes en lo que a concienciación medioambiental se refiere. Aquí os dejo algún ejemplo que he podido observar en todo este tiempo:

  • Lo de las bolsas de basuras por la calle es un clásico. A partir de cierta hora, cuando los restaurantes de comida rápida sacan su basura, caminar por la calle puede convertirse en una carrera de obstáculos. Y los principales residuos son artículos que ocupan mucho espacio, tales como cubiertos de plástico, tuppers de comida para llevar o vasos de papel.
  • Mucha gente se lava los dientes con el grifo del agua abierto. Además, cuando vas a lavar el coche, eliges entre automatic wash o handwash. Como imaginaréis, el lavado a mano gasta muchísima más agua, porque, al igual que con los dientes, no cierran el grifo de la manguera.
  • No usan bayetas. Utilizan papel de cocina para todo. Una pasada en una leja con polvo, y lo tiran a la basura. ¿Un gota de café en la encimera? Cogen otro papel, la limpian y lo tiran a la basura. He visto gastar dos rollos de cocina para limpiar un cuarto de baño. ¿Cómo explicarles que ahorra más enjuagar un solo trapo una y otra vez, que tirar tanto papel malgastado?
  • Reciclar sigue siendo algo minoritario. En teoría, los envases van a bolsas transparentes, pero si separas y luego no lo tiras en esas bolsas, los operarios que recogen la basura no saben distinguirlos. No hay contenedores para las botellas, y nadie te recoge las pilas usadas (porque ahora dicen que no contaminan, aunque tengo mis dudas, y sólo te aceptan las recargables). Me he leído toda la normativa sobre reciclaje, y no es lo que yo veo por la calle.
  • Como ya he contado alguna vez, hay poquísimas papeleras en las calles. Eso provoca situaciones tales como ver basura en cualquier recoveco, como por ejemplo, las columnas que sostienen las vías de tren elevadas. Esa basura nunca la recogerá nadie.
  • Vas al supermercado, compras un pan de molde, y te lo meten en dos bolsas, una dentro de otra. Es excesivo. Al comentarle eso al gerente de un supermercado, me dijo que las bolsas son de mal material y que podrían romperse. Ahora que lo pienso, si las hicieran resistentes, la gente aún seguiría pidiendo bolsas dobles. Pero no es muy alentador que un país de 300 millones de habitantes utilice bolsas dobles al hacer la compra.
  • Para terminar (y no extenderme demasiado), hoy he pasado por delante de unos chavales que tenían el coche en marcha, con la calefacción encendida y las puertas abiertas mientras charlaban en su portal.
Nueva York, pese a la pasión que me inspira, no es una ciudad perfecta. No obstante, no voy a poner poner ninguna foto de estas cosas que he contado. Quiero ser positivo y luchar (de la forma que mejor pueda) por que algún día la actitud de los neoyorquinos sea coherente con imágenes como éstas:


OLI I7O

7 comentarios:

Roberto dijo...

No sé de donde sacas tiempo para publicar tanto, pero sigue así, tu entusiasmo es contagioso.
Muy chulas las fotos.

Camille dijo...

La verdad es que yo no me acordé del día. Menos mal que hay alguien responsable.
Las fotos preciosas, como siempre. No me canso de decírtelo pero es que, creo, además de que sí, que NY es fotogénico pero tus fotos son....magníficas!!!!

C*m*dín dijo...

Lo peor está en aquellos que se reúnen en las "altas cumbres", nos llenan las orejas con su música de energías alternativas no contaminantes y lo más que nos ofrecen es un paisaje sembrado de molinos eólicos y paneles solares, propiciando la desertización.

Los que pactan una nueva política de cultivos que fomenta el desequilibrio ecológico y la aparición de plagas y enfermedades endémicas.

Los que nos ocultan que, al no ser suficientes los campos de cultivo del tercer mundo, se talan árboles de la selva tropical para poder sembrar cereales que alimenten las "plantas" productoras de biodiesel, siendo la mayor parte de ellos transgénicos y dejándo el suelo contaminado de por vida.

Pero para qué preocuparse.De alguna parte hay que sacar la energía!Esto es el progreso,¿no?

Eso sí,hay una espezanza y está en el esfuerzo de los ciudadanos de a pie que, sean del ámbito que sean, trabajan en concienciar a los hombres y mujeres del mañana de la importancia del medioambiente.

Oli dijo...

Roberto, es que estoy haciendo las cosas que quiero. Ya vendrán las responsabilidades de adulto (el cliente pide cambios...) :P

Camille (y Elena, que muchas veces me lo ha dicho también), muchas gracias por lo de las fotos. Por más que intento "afearlas", la ciudad siempre me gana.

¡Di que sí, C*m! Yo soy de los que cree que las cosas solo se cambian con una revolución social. Cuando yo era pequeño, ya nos decían en clase que "hay que cuidar la naturaleza", pero este tema es relativamente reciente en Estados Unidos. Pero míralos. Cuando se ponen con algo, se ponen bien. Y ahora Al Gore se ha autodesignado mecenas de la causa medioambiental. No estoy seguro de que me parezca mal.


OLI I7O

C*m*dín dijo...

Bien está lo de la verdad incómoda, ahora ya sólo queda ir más allá de las palabras.

Te cuento una anecdotilla de enseñantes,jajjaaa:
Cierto día habíamos ido a ver una proyección en tres dimensiones sobre el calentamiento del planeta.
Antes había una charla coloquio en la que estaba presente Adena que resulto ser algo extensa.. De pronto una "educadora" suelta:
¿Pero habíamos venido a ver una película,no??

Haberlos haylos!!

Elena. dijo...

Pues estas fotos aun me gustan más, Pablo. Te superas cada día, y creo que deberían nombrarte fotógrafo de honor de Nueva York.

También me ha encantado que tocaras este tema, en el cual los norteamericanos tienen tantas cosas que enmendar que no sé si les va a dar tiempo. En cualquier caso, estoy convencida de que la ecología bien entendida empieza por uno mismo.

PS: Es Ana quien sale en la primera foto ¿no?

Guardagujas dijo...

No... :(