miércoles, 30 de mayo de 2007

Frente a Bryant Park

En esencia, ¿qué hace mítica a Nueva York? Ser la llamada ciudad de los rascacielos, si bien hoy día Hong Kong o Shangai probablemente la superan.

Yo siempre me preguntaba cómo se construirían esos rascacielos. Había visto las típicas fotos antiguas de hombres almorzando sentados en vigas a gran altura, pero tenía aunténtica curiosidad por ver cómo son hoy día los sistemas de construcción. Sabía que las grúas eran clave para que el edificio creciese, pero yo sólo había visto las grúas que usaron para desmontar lo que quedó del edificio Windsor de Madrid. Las de aquí no podían ser iguales, porque no se pueden cerrar dos calles para plantar varias grúas. ¿Cómo lo hacen?

La respuesta la encontré frente a Bryant Park, en la esquina de la Sexta Avenida con la calle 42: un precioso parque lleno de sillas y mesas de metal, además de varias zonas de recreo (especialmente campeonatos de petanca) y un pequeño "Great Lawn" parecido al de Central Park. Frente a este acogedor parque, se encuentran las obras de construcción de un impresionante rascacielos.
En estas fotos, se puede ver que las propias grúas están ancladas al edificio por unos sectores. Hacen de pilares de construcción y de grúa, simultáneamente, y el diseño del edificio permite que la grúa encaje como una pieza de lego. Me pareció una buenísima idea, muy acorde con el sentido práctico de los americanos del norte.


OLI I7O

2 comentarios:

Elena dijo...

Sí, a mí también me sorprendió bastante el sistema de las grúas americanas. Pero creo que han hecho de la necesidad, virtud: seguramente no tenían otro remedio si querían construir edificios tan altos y tan juntos.

Por otra parte, Briant Park es otro de los deliciosos rincones de Manhattan.

Elena dijo...

Sorry, Bryant ;-)