martes, 15 de mayo de 2007

Lujo que lo vale

De acuerdo: el famoso centro comercial Macy's de Nueva York es enorme (ocupa una manzana entera), pero el Chelsea Market no lo es menos: éste también ocupa toda una manzana, pero el concepto espacial es bien distinto.

A finales del siglo pasado (me refiero al siglo XIX) el Chelsea Market era el más importante horno de panadería, donde se hacían gran parte de las galletas, bizcochos y panes del país. Desde entonces, el edificio ha sufrido varias modificaciones, con partes art-decó (el puente que une los dos bloques contiguos), o la alargada visera del exterior, que ya nos está diciendo que ese sitio es especial.
Para mí, que me encantan estos sitios emblemáticos (sobre todo cuando soy yo el último en descubrirlos, qué triste), el Chelsea Market es uno de los lugares que mayor sorpresa me ha provocado. En el interior, encontramos una larguísima galería llena de tiendas de gourmet, donde el olor a pan recién hecho y el sonido del agua de la extraña fuente que hay allí hacen que sea un lugar especialmente placentero, en medio de una zona ajetreada por la carga y descarga de mercancía de todas las fábricas de la orilla del río Hudson. El hierro y el ladrillo visto son los materiales predominantes, que crean la ilusión de estar realmente en una fábrica a medio terminar, con elementos como la fuente, que es una tubería inconexa, protuberancias de metal que emergen de cualquier parte, o arcos que fueron creados a base de demoler el hueco sobrante.
Se nota que la principal clientela son los adinerados chelseítas que viven en la zona, porque las tiendas son bastante caras. Pero, por darme el capricho de desayunar de vez en cuando un cruasán o un bollo recién hecho, soy capaz de pagar lo que sea.


OLI I7O

1 comentarios:

Elena dijo...

Gracias por descubrirme este sitio. Me encanta Manhattan pero a pesar de haber viajado a menudo a NY no conocía la existencia del Chelsea Market. Será lo primero que visite en mi próximo viaje. Thank you again y, por favor, no dejes de mostrarnos todos los lugares "especiales" que vayas descubriendo.