martes, 29 de mayo de 2007

La Maldición de Pe

Tengo una maldición que me persigue, que yo recuerde, desde que tengo uso de la razón. Mucha gente piensa que me llamo Pedro, como mi padre o mi hermano. Así que lo de "Pe" no va por esta chica.

Cuando era pequeño, el día 29 de junio (San Pedro y San Pablo), celebrábamos una tradicional cena en casa, con muchos invitados. La mayoría de ellos, ni siquiera sabía que, además del santo de mi padre y mi hermano, era el mío. "San Pedro y San Pablo... es fácil de recordar, creo yo"

Cuando iba al instituto, dado que mi padre era profesor allí, muchos profesores me llamaban "Pedro", directamente. "No pasa nada. Es normal porque piensan que me llamo igual que su colega"

Pero llegué a la universidad, y aquí ocurrió algo. De pronto, muchos profesores que no sabían que mi padre (o mi hermano) se llamaba "Pedro", se confundían de vez en cuando y utilizaban ese nombre. "Estooo... ¿Cómo puede ser? Tranquilo. Me inventaré un apodo para crear una identidad más fácil de recordar que Pablo" Al poco tiempo, nacería "Oli".

Años después, estoy en una fiesta en Nueva York. Conozco a unas personas. Entre cubata y cubata, charlamos un rato. Nos presentamos ("Sí, de España (Europa) ¿Eres de Oregón? ¡Qué interesante!", etc...) y al rato se despiden de mí:

"Hasta la próxima, Pedro"

Aquí en Nueva York, donde soy la persona que me apetece ser en cada momento, todavía me persigue la Maldición de Pe. Es un fenómeno inexplicable. No lo entiendo. No lo entiendo.


Pa

5 comentarios:

SIMULADOR dijo...

Pues porque PEnélope gritó PEdro en la Gala de los Óscar y probablemente no conozcan muchos nombres más.

De todas formas no te pega nada llamarte PE. Quizás tampoco PA. Yo más bien diría algo tipo RAfa o FERmín. Y OLI, por supuesto!

KU

Elena dijo...

Pues para mí, ni Pa ni Pe: ya has nacido directamente como Oli, pero me gustaría saber (si no es mucho preguntar) el porqué de este nombre. ¿Y qué significa OLI I7O?

Anónimo dijo...

Por alusiones...

Quizás lo que sucede es que realmente deberías llamarte "Pedro" y yo "Pablo" y el universo lo sabe. ;-)

Como sabes, estuve a punto de ser "Pablo" por haber nacido en el año en que murieron Pablo Neruda, Pablo Picasso y Pau Casals pero al final pudo la tradición y heredé el nombre paterno. Como les gustó el nombre de "Pablo", se lo pusieron al siguiente hijo varón, pero si yo hubiera sido "Pablo" seguramente tú habrías sido "Pedro", que tampoco te viene mal, has heredado el vicio de la escritura de Pedro senior.

Vaya, esto parece un cruce entre "El hombre duplicado" de Saramago (versión fraternal) y "La historia interminable" de Ende (con ese mundo en el que las cosas existen gracias a que tienen nombres...)

Un abrazo
Pedro

Oli dijo...

Elena, ésa es una historia curiosa (y algo larga), pero mejor te la cuento en un correo, ¿vale?


OLI I7O

Guardagujas dijo...

Felicidades, Pa