martes, 6 de noviembre de 2007

El artista veterano

Sé que me pedisteis una foto de mi disfraz de Halloween, pero no tengo ninguna que merezca la pena. Tengo, eso sí, la foto de un muñeco que ví en una tienda, en el cual me basé para hacer mi disfraz de veterano de guerra lunático... ¿Hay algo que dé más miedo?

Grabé unos vídeos durante la cabalgata de Halloween. Son cortitos. Aquí están el primero (escuchad el New York, New York de Sinatra de fondo), el segundo, el tercero, el cuarto y el quinto. Hoy, además, he ido al cine a ver Pesadilla antes de Navidad, la versión en 3D que cada Halloween, desde hace un par de temporadas, traen a los cines. Desde que la vi en su estreno en cine, en 1994, he podido pensar en lo distintas que han sido las dos veces. El efecto 3D (aplicado en postproducción) tiene bastantes pegotes, pero la película sigue ganando con los años (o soy yo el que empeora).

Después de ver a Sally preparando tantas pociones, me apeteció tomarme un capuchino en el Potion Cafe, en el 248 de McKibbin Street de Brooklyn, muy cerca de Bogart Street. Potion Cafe es difícil de encontrar, aun sabiendo la dirección. Ni siquiera tiene un letrero en la entrada, y poca gente sabe que se llama así. En la foto, está camuflado detrás del contenedor azul, entre el océano de lofts residenciales característicos de la zona.
Lo que hace especial a Potion Cafe es el ambiente tranquilísimo, idóneo para pensar, escribir o leer. La música (hoy pusieron soul clásico) está a un volumen casi imperceptible, y la gente habla muy bajito, si es que lo hacen. Abundan los sofás para sentarse, en uno de los cuales estaba yo.
En esta cafetería abundan los artistas. Y llegamos al punto que me interesaba llegar desde hace tiempo. Aquí, cuando conoces a alguien y le preguntas: "¿Y a qué te dedicas?", puede que te responda: "Soy artista". En Nueva York, ser artista (y decir que lo eres) no tiene la misma connotación que los españoles dan a esa palabra. Si yo en España digo "Pues sí, soy artista", probablemente me mirarán con cara escéptica, de "Éste va de sobrao. Será el típico gandul muerto de hambre". A los artistas españoles les cuesta definirse como artistas.

Los publicistas españoles, por ejemplo, se empeñan en evitar que la palabra "arte" salga en sus trabajos, especialmente a la hora de vendérselos a los clientes. Los creativos más progresistas admiten que la publicidad es arte comercial. Pero, por lo general, ni se te ocurra decir en una entrevista de trabajo que eres artista.

En Nueva York hay mucha gente que vive de su arte. En este tiempo he conocido actores, bailarines, diseñadores de moda, cineastas, escritores, malabaristas, grafiteros, fotógrafos, pintores, etc, y todos ellos tienen una buena estima de sí mismos y de su arte. Intuyo que es porque esta ciudad es realmente inspiradora, y cada artista alimenta con su arte al prójimo, motivándole en su trabajo. Y cuando ves que no hay que ser un veterano para triunfar, sabes que pronto te llegará tu momento.


OLI I7O

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Siendo ser provinciano, pero visto lo visto, tiene mucho que aprender del Entierro de la sardina.
Y para colmo ni echarian chuches, ni espadas ni pelotas...

Jubi

Stipey dijo...

Como te envidio Pa' Como te envidio... Lo que daría por ver la película en 3D y desgraciadamente en el IMAX de Madrid solo ponen "putos" documentales...

Ah, investigué sobre los productos "Goya" esos de los que hablaste en tu página, resulta que mi mujer (oriunda del barrio madrileño de Lavapiés) conoce la marca porque aqui es la que toman todos los latinos, o sudamericanos, vaya que Goya es más conocida en hispanoamérica que no en España...

Un abrazo y nos seguimos leyendo.

Cactus dijo...

Pero qué estupendo!! No me lo puedo creer!! Pesadilla en 3D!! Yo quierooooo!!!

Bua, tuvo que ser genial, eh??

Joooo.

Y lo que mola también es eso de los cafés rollo biblioteca, me tienen intrigadísima!! Pero a mí no me gusta el café... :( Dan chocolate??

Sé feliz!!

Oli dijo...

La peli en 3D sigue molando mucho, pero verla en pantalla grande... buf. Cuando empieza ese oboe que marca las primeras notas de la película, con el rótulo en rojo, pusiéronseme los vellos cual escarpias, que me acabo de enterar que, según la RAE, la escarpia es un "clavo con cabeza acodillada, que sirve para sujetar bien lo que se cuelga".

La peli no era en IMAX, sino en una "nueva" técnica en 3D, más parecida a las imágenes estroboscópicas (esas que tenemos que ponernos bizcos para verlas), que en el IMAX... Y ahora que lo dices, Stipey, lo mismo voy al estreno de "Beowulf" en IMAX, aunque no te extrañe si, cuando estrenen el segundo trailer de "Cloverfield", me salga del cine.

Cac, aquí llaman "Chocolate a la taza" a una mezcla asquerosa de leche caliente y sirope (sí, el de las tortitas). Una amiga de aquí, que sólo conocía esa forma de hacer el chocolate a la taza, estuvo en la Chocolatería San Ginés de Madrid, y creo que lo dejó con su novio al volver a Nueva York.


OLI I7O

Maria dijo...

jajajaja... pues llega ir a valor..

Irina dijo...

Ja,jja..si que da terror,sí. Si miras la foto,en pequeño, se parece al gañán; en grande, es peor..igualico a Bisbal.

Qué viva el arte, los capuchinos y el chocolate negro de San Ginés.

A ver si empieza a hacer fresquito para tomar uno en la Corte y Villa.

Oli dijo...

Fe de erratas: En mi anterior comentario, donde pone imágenes estroboscópicas, realmente debería poner imágenes estereoscópicas. Perdonad tan lamentable error.


OLI I7O

Maria dijo...

Hay un cartel de se busca y captura en la RAE, con tu cara... no te digo más.

Anónimo dijo...

Pues si que es impresionante la cabalgata de Halloween y en cuanto a la cafetertia "secreta",muy chula, creo que tienes un don para encontrar lo inencontrable (que me perdone la RAE)....;)