miércoles, 28 de noviembre de 2007

Rincones

¿Quién esperaría encontrar algo interesante en el patio de un hospital? Pues sí. El Columbia Presbyterian Medical Center, también conocido como Presbyterian Hospital a secas, en Washington Heights (un barrio que ya está en mi top-five) esconde un par de rincones realmente especiales.
El primero de ellos es Olivia's Magic Garden. No he encontrado nada de información sobre esta área llena de estatuas de animales. No sé si será magia, pero darse una vuelta (literalmente) por este diminuto espacio sí que tiene encanto; por eso, he colgado este vídeo.

A veinte metros, sin salir del jardín, hay una placa que podría ser un punto de peregrinaje para muchos neoyorquinos, de no ser porque casi ninguno de ellos sabe de su existencia. Se trata de la base original desde la cual el equipo de béisbol de los Yankees (antes, New York Highlanders) bateaba cuando empezaron a jugar, hasta que se trasladaron al Yankee Stadium. Aviso: es realmente complicada de encontrar. Hasta que yo no estuve a un metro de ella, no la vi.
Si logramos verla, nos merecemos un homenaje gastronómico. Y para ello, el mejor lugar es otro rincón, el Rincón Centroamericano, en el 1229 de St Nicholas Avenue (a cuatro manzanas del hospital), un restaurante de comida salvadoreña. Ha sido el mejor descubrimiento gastronómico en mucho tiempo (ya ves, Roberto, que todos tus deseos se cumplen).
Es curioso cómo los centroamericanos tienen una identidad distinta a otros países latinos. Aquí en Nueva York, la mayor colonia de salvadoreños se encuentra en Jamaica (Queens), junto con sus vecinos hondureños y nicaragüenses.

Los salvadoreños tienen quesadillas, pero no tienen nada que ver con las mejicanas (las suyas son un postre dulce más parecido a una crema catalana). La horchata salvadoreña, también distinta a la mejicana -o la valenciana- está hecha a base de semilla de morro (crescentia, o árbol de la calabaza), arroz, leche, cacao y (¡tachán!) ajonjolí... Qué rica. Tienen otras bebidas típicas, como el marañón (zumo de marañón -fruta del anacardo-, piña y manzana) o la cebada (trigo, leche y fresa).

La comida base son las pupusas, una especie de tortas pequeñas que pueden ir rellenas principalmente de elote (maíz no madurado), o queso (las más ricas). Además de las pupusas, también tienen diversas carnes y mariscos. Entre los postres, además de la quesadilla, destaca la empanada de plátano.
Ni qué decir que el restaurante es de ambiente familiar. Yo me hinché a comer por 8$. Y estaba delicioso. Era una mezcla de sabores con base dulce (que no dulzona) que ya se ha quedado grabado en mi paladar.

Para terminar, aquí os dejo algunas fotos de otros rincones de Nueva York.
Convent Avenue, una preciosa calle de Harlem.Ella, posando para mí, en Hudson River Park (a la altura de 15th Street), en la costa oeste de Manhattan.
La vista de Manhattan (en su costa este) desde el parque sin nombre de Kent Avenue con North 9th Street, Williamsburg (Brookyln).
The Corner (El Rincón, o La Esquina), una taquería con sorpresa en sus entrañas.


OLI I7O

3 comentarios:

Elena. dijo...

Pablo, cada día te superas a ti mismo, cosa que cada vez tienes más difícil. Estoy deseando volver a NY y patear todos los nuevos rincones que nos vas descubriendo.

Sabes, salvando todas las distancias, tu gaviota del rio Hudson me ha recordado a la mía de la Laguna de Venecia.

Irina. dijo...

Bonitos rincones!!
El de jardín me recuerda "Magic" de Olivia Newton-John.

Y por qué sabes que la gaviota era "ella"?? No podría ser cualquier Juan Salvador haciendo un alto en el camino para eliminar el exceso de sal o desorientado buscando su mar??

Oli dijo...

Confieso. La gaviota era "ella". La vi paseando en bicicleta por Manhattan y me detuve a hablar con ella. Le pedí una foto, y se cambió de poste para estar más guapa.

No me sorprende la relación entre Nueva York y Venecia... Por algo son las dos ciudades favoritas de Woody Allen. De hecho, el otro día me enteré de que Canal Street se llama así porque antes era un canal de agua. Y me imaginé qué tal sería recuperar en Nueva York una Little Venice, tal vez en el insulso Upper East Side.


OLI I7O