domingo, 11 de noviembre de 2007

Metrónomo

Mirando al sur desde Union Square podemos encontrar una instalación artísitica que ocupa toda la fachada del edificio de la Virgin Megastore: Metronome ("Metrónomo"). Aquí está el dossier de prensa con la explicación de la obra. Para los que ya hayan pinchado en el enlace, que no se asusten, que servidor de ustedes va a tratar de resumirlo lo mejor que pueda.
Metronome es una obra que busca la implicación del público; no es casual que se encuentre en Union Square, uno de los lugares más concurridos de Manhattan. Sus autores son Kristin Jones y Andrew Ginzel, y fue inaugurada el 26 de octubre de 1999. La obra habla de la relación entre el hombre y el tiempo, en concreto en la ciudad de Nueva York. Consta de nueve elementos claramente diferenciados:

  1. The Vortex ("El Vórtice") Es la estructura de ladrillo ondulada, como la onda que produce tirar una piedra a una superficie acuática. Ya empiezan a dejarse ver los elementos dinámicos de la obra.
  2. The Infinity ("El Infinito") Es el agujero del centro del vórtice creador, el origen de todo.
  3. The Vapor ("El Vapor") No sale en la foto. Representa la energía de la ciudad, que nos recuerda a uno de los iconos que mejor la representa: el humo que sale de las alcantarillas. Dos veces al día (a mediodía y a medianoche), del Infinity emana una gran nube de vapor con un sonido melódico.
  4. The Source ("La Fuente") Son las hojas doradas, que representan el efluvio de ese vapor, una materia que no es sólida ni gaseosa: está entre la dureza (dinámica) del muro ondulado y lo etéreo, intangible, del vapor.
  5. The Relic ("La Reliquia") Es la mano de George Washington, emergiendo de ese tiempo infinito, queriendo atrapar a su reflejo tangible en la propia plaza. En la foto de abajo podéis ver el efecto que obtenemos al observar la estatua de George Washington desde atrás, rozando con las yemas de los dedos a su propia imagen emergente.
  6. The Matter ("La Materia") Es el bloque de piedra inferior, que simboliza el tiempo pasado, lo inamovible.
  7. The Focus ("El Foco") Es el cono alargado que, enfatizado desde la perspectiva del observador, simboliza la manilla de un reloj y centra nuestra atención en The Infinity, donde todo nace.
  8. The Passage (aunque tiene varias traducciones, apuesto por "La Travesía") Es el contador de la izquierda. Hasta que investigué sobre este mural, he llegado a pensar de todo sobre este misterioso contador, que casi ha eclipsado al resto de la obra. Es un reloj atómico. Confieso que ni siquiera vi que las primeras seis cifras son la hora actual. Simboliza el presente. Su obvio dinamismo contrasta con la inamovilidad de The Matter, el pasado.
  9. The Phases ("Las Fases") Es la bola aislada que se ve a la derecha. Es una especie de calendario lunar que simboliza el futuro (la manera de contar el tiempo y de organizarnos cada mes).
Metronome es un espejo temporal desde el cual se desdobla la ciudad y cobra vida, a la vez que evoluciona con el fruto de su creación, que no es otra cosa que los que vivimos en Nueva York. Y es fácil identificarse con el juego que nos propone, porque Metronome es espejo, y a la vez reflejo, de cualquier ciudad del mundo.


OLI I7O

7 comentarios:

Pableras dijo...

Interesante esto del Metronome.

Por cierto, como te lo curras editando las imagenes! Ya me diras como has clavao la direccion de tu blog en la fachada del edificio, por detras de los arboles :O

Irina dijo...

Huyvaaaaaaaaa,eso es arte y no los espejos en que se mira Madrid, ja,jjaa..

La vida se mueve en círculos:
* Concéntrica es la construcción megalítica de los druidas.
*Los mandalas de las culturas orientales.
*Las estaciones del año.
*El viento en su máxima fuerza.
*Los nidos de los pájaros.
*El sol sale y se pone formando círculos.
*Los garabatos que hacemos en un papel mientras pensamos.
*Las ondas de un río cuando se le tira una piedra..

Pero eso digo yo, ¿cómo lo has clavado?¿con puntas o escarpias?? jajjaaa.

Abrazos!!!!

Anónimo dijo...

Vaya, ya se ha resuelto uno de los enigmas de mi viaje a NY. Un reloj atómico, así que era eso. A veces buscamos explicaciones muy complejas a cosas que en sí son sencillas, mira que le echamos imaginación al dichoso contador. :-)

Pe

Anónimo dijo...

Gracias por el meticuloso analisis de la obra (ni siquiera sabia que era una obra de arte)..Shame on me...Me habian dicho que era la deuda percapita de los americanos. Me alegra saber que tiene mas sentido que todo eso.
Un abrazo, fenomeno

Maria dijo...

Vaya, yo tampoco supe qué era, sobre todo me inquietaba el contador. ¿qué será el resto de números? Empecé a hacer mis conjeturas como los años judios o algo así...
Por cierto Irina apunta para tus circulos, los 7 dantescos.
¿Para cuando una experiencia Gospel en Harlem?

Oli dijo...

Ya leí la petición... pronto hablaré de las misas Gospel, entre otras peticiones. Lo haré antes de irme, a modo testamento.

No todos los garabatos que hacemos son concéntricos. Según la grafología, los garabatos circulares o en espiral son de personas creativas, que emplean la imaginación sobre la razón, mientras que los garabatos rectilíneos suelen corresponder a personas que anteponen la razón y el pragmatismo. Aquí cuentan algo (poco, pero algo).


OLI I7O

Irina dijo...

Añado:
*Siete noches.
*Nueve ensayos dantescos.

Al menos, no soy agresiva..pero lo que más dibujo,así botepronto, está en el 13,jejjee..